Más

    Putin calificó el atentado como un “acto terrorista salvaje”

    Published:

    - Advertisement -

    El atentado en Moscú, perpetrado por el Estado Islámico, ha dejado un saldo de al menos 143 muertos y numerosos heridos, según el último balance provisional del Comité de Investigación de Rusia.

    El ataque tuvo lugar en la sala de conciertos Crocus City Hall, ubicada en Krasnogorsk, al oeste de Moscú. Los atacantes, vestidos con ropa de camuflaje, irrumpieron en la sala y abrieron fuego indiscriminadamente usando fusiles de asalto Kalashnikov.

    Putin calificó el atentado como un “acto terrorista salvaje”

    El caos reinó en el lugar, con personas huyendo del sitio y un tercio del edificio afectado por un incendio que finalmente fue controlado.

    Según informes, los servicios de emergencia encontraron más cadáveres mientras retiraban los escombros, lo que llevó a un aumento en el número de muertos.

    Las imágenes difundidas mostraron a la gente esperando el inicio del show del grupo Piknik, huyendo del salón y una densa nube de humo negro saliendo del sitio.

    El presidente ruso, Vladímir Putin, calificó el ataque como un «acto terrorista salvaje» y anunció que el 24 de marzo sería declarado día de luto nacional.

    En su discurso, Putin garantizó que todos los responsables del atentado, desde los autores hasta los que lo encargaron, serán «castigados».

    También te puede interesar:  Noboa dice que no reconocerá resultado de próximas elecciones en Venezuela por no ser “libres”

    Los cuatro perpetradores detenidos intentaban huir a Ucrania, y Putin señaló que se identificarán y castigarán a todos los involucrados en el ataque.

    La agencia de noticias rusa TASS informó que, además de las muertes y heridos, el atentado causó gran destrucción en el lugar.

    La agencia de propaganda del Estado Islámico, Amaq, publicó en Telegram que los combatientes del grupo atacaron a una gran agrupación de cristianos en Krasnogorsk y mataron e hirieron a cientos de personas.

    Durante horas, se llevó a cabo la evacuación de la sala de conciertos. Al menos unas 100 personas salieron por el subsuelo del lugar, mientras que otras tantas fueron rescatadas del techo con equipos especiales para alturas elevadas.

    Testigos presentes en la sala describieron cómo se oyeron ráfagas de ametralladora y la gente comenzó a gritar y correr.

    La Dirección General de Investigación del Comité de la Federación Rusa en la materia abrió una causa penal en virtud del artículo 205, relacionado con actos terroristas.

    La investigación continúa y se espera que las autoridades rusas tomen medidas para garantizar la seguridad y prevenir futuros ataques similares.

    Con información de medios internacionales

    Ultimas Noticias

    Más Recientes

    spot_img