Más

    Crece la preocupación por la salud de la de Gales

    Published:

    - Advertisement -

    Desde que Kensington Palace emitiera un comunicado ambiguo sobre el estado de salud de Kate Middleton, la prensa británica ha mostrado un comportamiento inusual de silencio en torno a la princesa de Gales, que se prevé que esté hospitalizada durante dos semanas para someterse a una cirugía abdominal delicada con un cierto riesgo.

    Tabloides y otros medios británicos, han dejado de publicar detalles sobre la hospitalización de Kate Middleton, que duraría dos semanas, seguida de una convalecencia en casa hasta Semana Santa.

    Según informaciones, la la recuperación de la Princesa de Gales podría acelerarse debido al estilo de vida de Kate Middleton, que incluye la práctica del CrossFit, se espera que la intervención médica requiera dos semanas de hospitalización para la princesa de Gales, seguida de una convalecencia en casa durante Semana Santa para completar su recuperación completamente.

    Crece la preocupación por la salud de la de Gales

    El príncipe Guillermo ha decidido posponer todos sus compromisos programados mientras su esposa esté en el hospital para mostrarle su apoyo y amor.

    Los medios han descartado la posibilidad de que se trate de un cáncer, a pesar de que no se han proporcionado más detalles sobre el problema médico que ha llevado a Kate al hospital para someterse a una cirugía abdominal delicada y con cierto riesgo.

    La Casa Real ha pedido disculpas a todos los afectados por la necesidad de posponer sus compromisos previstos para las próximas semanas, incluyendo un viaje a Italia que se había preparado para finales de 2023, y ha pedido que se respeten sus datos médicos personales privados.

    También te puede interesar:  Nicolás Maduro dice que cuenta con el apoyo de la Fuerza Armada de cara a las presidenciales en Venezuela

    Kate Middleton ha mantenido un historial médico relativamente libre de problemas, con la única excepción de una operación en la juventud que ha dejado como último vestigio una cicatriz prácticamente invisible en una de sus sienes. Sin embargo, ha sufrido severas náuseas matutinas durante todos sus embarazos, lo que le ha llevado a anunciarlos antes de las habituales doce semanas de gestación en cada ocasión para evitar la necesidad de cancelar compromisos importantes debido a la enfermedad.

    En estos momentos, los Windsor están siendo apoyados por la reina Camilla, cuya popularidad ha crecido exponencialmente en los últimos años. Tras la coronación, su papel está siendo clave para consolidar la imagen de su marido, el rey Carlos III, que llegó al trono después de la muerte de su madre, Isabel II, cuyo listón está muy alto.

    Otro miembro de la familia real que también está enfrentando problemas de salud es Sarah Ferguson, ex mujer del príncipe Andrés, que ha sido diagnosticada con un melanoma muy agresivo. Según su círculo, está optimista y se espera que se encuentre en una fase no avanzada de la enfermedad.

    Mientras tanto, el Palacio de Buckingham ha emitido un comunicado para anunciar que el rey Carlos III será intervenido de la próstata, una intervención habitual en hombres de su edad que no reviste ninguna gravedad y que no activará el Consejo de Estado.

    Con información de medios internacionales

    Ultimas Noticias

    Más Recientes

    spot_img