En Absoluto Por Horacio Alarcón Basabe

image 63

No de despolitices

La guerra económica, el bloqueo, la pandemia y las sanciones solo dejaron ver el lado más desesperante de la conducta humana. Personas que están dispuestas a todo al precio que sea. En ello podemos encontrar a quienes no les importa entregarse o tarifarse con tal de ser tomados en cuenta.

Los tiempos apremian y la locura, alardea. La política sigue siendo la mama de todas las emociones y algunos creen o asumen que es más de lo mismo, yo no lo creo así. Pienso que muchos se están despolitizando. Es un peligro.

La oposición se atrevió a despolitizar a sus seguidores convocándolos siempre a acciones violentas, a la abstención electoral y a la mentira. Se les olvido hacer política en democracia. La oposición permitió que los permeara el cinismo, la bellacada y descalabro político. Lo más cumbre es que los recursos para financiar la despolitización opositora, llega hasta un nivel.

El otro elemento que preocupa es la despolitización en los cargos. Compañeros y compañeras que no terminan de entender que los cargos, son tareas en el gobierno para atender a nuestro pueblo, que son politicos y no institucionales, algunos asumen que son profesionales de carrera y los invade el compinchismo, el burocratismo y la flojera por la política y hasta se esconden para no aparecer en actividades retratados.

Todo funcionario con cargo además de dar respuestas, debe accionar políticamente, pero además, preocupa mucho graduar a un médico integral, un periodista o un docente, para que acto seguido quiera irse del país dado su nivel de despolitización, pareciera aprendido en aulas. Mosca con eso.

También te puede interesar:  Bolívar inició sin novedad consulta popular

También ocupa ver nuestros dirigentes de siempre, a los históricos, consumidos por el desgaste y una despolitización inducida. Muchas veces no ver las respuestas a sus comunidades les afecta, que la institucionalidad pretenda pasar por encima de los liderazgos naturales del territorio para entregar un beneficio de la revolución, por tomarse la foto para rendir cuentas sin importar el Ubch, el líder de calle o comunidad que en definitiva, son los que hacen política en el sector y son los que buscan los votos, eso desgasta y despolitiza.

Los politicos o a los que nos gusta la política, tenemos prohibido despolitizarnos y menos en esta coyuntura de amenaza latente de la oposición.

Nuestros cuadros politicos deben mantenerse en el territorio y nosotros como funcionarios o servidores públicos, debemos entender que es con ellos en el territorio. Es con los cuadros, no soy yo tomándome una foto para que sepan que cumplí, es el dirigente político atendiendo y escuchando. Me decía Yarima Suarez: nos toca hablar menos y escuchar más.

Vamos a un proceso electoral que no puede ser manchado ni por la derecha que se reagrupa porque ganaron 3 o 4 países en el continente, ni por el departamento de estado y mucho menos por la despolitización de nuestros cuadros, la política debe servir para fortalecer la institucionalidad, no puede haber un jefe despolitizado, hace daño, no te despolitices.

A lo interno: Ay Mamá que Papá choco!

Si quieres conocer otros artículos parecidos a En Absoluto Por Horacio Alarcón Basabe puedes visitar la categoría Política.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir